Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (en inglés: International Consortium of Investigative Journalists, ICIJ) es una red internacional con sede en Washington, D. C. que agrupa a más de 190 periodistas de investigación de más de 65 países. Fue creado en 1997 como un proyecto del Centro para la Integridad Pública (CPI). Actualmente su director es el periodista irlandés Gerard Ryle. El 3 de abril de 2016 el ICIJ publicó una investigación de impacto mundial conocida como los Panama Papers.

Cómo funciona

El International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ) es una organización sin ánimo de lucro que nació en 1997 con el fin de dotar de recursos a periodistas de investigación de todo el mundo.

En Washington, muy cerca de la Casa Blanca, el director Gerard Ryle y su adjunta, la argentina y pariente lejana del Che, Marina Walker Guevara, coordinan una sala de redacción virtual. El apoyo del ICIJ, centrado en proporcionar tecnología de última generación, respaldo financiero o cobertura legal, ha permitido a decenas de periodistas a nivel mundial destapar casos que de otra forma jamás habrían visto la luz.

La última operación periodística llevada a cabo por el consorcio recibe el nombre de “SwissLeaks”. Como recoge “Le Monde”, uno de los 55 medios repartidos por 50 países que han colaborado en el proyecto, la investigación ha permitido dar a conocer la famosa “Lista Falciani” en la que figuran miles de clientes de la filial suiza del banco HSBC que evadieron impuestos.

El ICIJ también ha promovido investigaciones como la llamada “Luxembourg Leaks” o “LuxLeaks”, gracias a la cual conocimos los acuerdos secretos que habían firmado las principales compañías internacionales con las autoridades de Luxemburgo para pagar menos impuestos. O el “OffshoreLeaks”, sobre los paraísos fiscales y las operaciones opacas de más de 120.000 sociedades y de 130.000 particulares.

Pero el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación no solo ha destapado escándalos financieros. Algunos de los informes más relevantes tienen que ver con temas como el tráfico de tejidos humanos, el comercio mundial de un material cancerígeno como el amianto, el contrabando de tabaco o los detalles de los contratos de las guerras de Irak y Afganistán, entre otros.

Todas las investigaciones se comparten gratuitamente en Internet y en cada medio. Para que los trabajos puedan llevarse a cabo con total independencia, el consorcio se financia gracias a la generosidad de donantes individuales o fundaciones como Open Society, Waterloo, Pew… Su presupuesto anual ronda el millón de dólares.