Cumbre de Bali

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

La cumbre del clima de Bali (Indonesia) logró que Estados Unidos, el primer emisor mundial de dióxido de carbono y el único país sin ratificar el protocolo de Kioto, se comprometiera por primera vez en la historia a reducir sus emisiones y a someterse al mandato de las Naciones Unidas. Los objetivos pactados son inconcretos y poco ambiciosos, pero el visto bueno estadounidense pone en marcha una maquinaria sin fisuras, con el apoyo de más de 180 países.

La comunidad internacional tiene hasta diciembre del 2009 para definir el tratado que defenderà la Tierra del cambio climático. Se firmará en la capital danesa: Copenhague.

El acuerdo se alcanzó en Bali tras una maratoniana sesión que para algunos negociadores se prolongó durante más de 24 horas, sin descanso. Fue mucha la tensión y el cansancio. Por la mañana parecía que el texto que debían ratificar las delegaciones no iba a prosperar. "Francamente, estoy desilusionado", declaraba entonces el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llegado a Bali para firmar el documento.

Finalmente, el texto se ratificó. Ocupa solo cuatro folios, con los principios generales que han de guiar la lucha contra el cambio climático hasta adoptar el nuevo documento que sustituya al protocolo de Kioto de 1997. Esta hoja de ruta o manual de instrucciones no se refiere a cuánto dióxido de carbono deberían reducir los países industrializados, como exigía EEUU, y se limita a decir que es "urgente" una acción internacional en este campo.

La UE y los países en desarrollo pretendían que el texto subrayara que los países industrializados deberían reducir sus emisiones entre un 25% y un 40% en el año 2020 con respecto al nivel de 1990.

Pero sòlo lograron una nota a pie de página que remite a un informe del IPCC (el grupo de expertos de la ONU en cambio climático) donde a su vez aparecen dos posibilidades sobre evolución de las temperaturas y concentración de dióxido de carbono. No queda claro si el informe de Bali pide que el porcentaje sea del 25% al 40% o del 10% al 40%.

EEUU había amenazado con dejar las negociaciones si el acuerdo no exigía que los países en vías de desarrollo se sumaran a las reducciones. "Creemos que el texto no es equilibrado", repetía la subsecretaria Paula Dobriansky. A EEUU no le ayudó ser la primera potencia mundial, y los delegados de cada país, sin excepción, cargaban contra la política norteamericana. Algunos fueron muy duros, como Suráfrica y Brasil. "Señores EEUU, hagan el favor de retirarse del camino para que los demás podamos circular", dijo el de Papúa-Nueva Guinea. "EEUU está muy comprometido con este esfuerzo --respondía la jefa de la delegación estadounidense-- y solamente queremos asegurar que realmente todos actuamos juntos".

Dobriansky cedió finalmente: "Iremos adelante y nos sumaremos al consenso". El representante de Greenpeace en Bali, Bill Hare, dijo: "EEUU ha sido humillado. Nunca había visto una cosa igual". Su colega en WWF-Adena, Hans Verolme, añadió: "La Administración de Bush intentó salirse con la suya, pero ha tenido que ceder".

EXIGENCIAS La cumbre también se tambaleó cuando China, India, Pakistán y Bangladés exigieron que la declaración final retirara o modificara que los países en desarrollo participarían en el esfuerzo de reducción de emisiones, y que esa reducción sería "cuantificable, medible y verificable". Al final se mantuvo, pero subrayando que las ayudas financieras serán "verificables, cuantificables y medibles".

Finalmente, el ministro indonesio de Medio Ambiente, Rachmat Witoelar, clausuró la conferencia.

Kioto y el Mandato de Bali: lo que el Mundo necesita hacer para combatir el cambio climático.

Si queremos mantener el aumento de la temperatura debajo de los 2ºC, es necesario que las emisiones mundiales alcancen su máximo en el 2015 para luego reducirse al menos un 50% en el 2050 (partiendo de los niveles de 1990). Esto implica que los países industrializados recorten sus emisiones al menos un 30% en 2020 y un 80% para 2050.

Mantener el aumento de la temperatura por debajo de 2ºC es aùn posible y retrasar el proceso de reducción de emisiones sería tan grave que podría significar que en 2020, la situación de emergencia global sea tal que requiriera una tasa de reducción de emisiones muy grande, con serias consecuencias económicas. Esta es una gran oportunidad de impedir esto si actuamos ya.

El cambio climático es por fin centro de debate mundial, y el primer punto en la agenda en todos los Foros, desde el de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), el G8, a la reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas. Pero las discusiones en estos foros carecen del impulso y la urgencia necesarios para afrontar las cruciales negociaciones del Clima de Naciones Unidas. La negociación del Clima debeía acordar un “Mandato de Bali” antes de 2009, que establezca ambiciosos contenidos, procesos y calendarios para la negociación de la siguiente etapa de acción internacional sobre cambio climático.

CONCLUSIONES DE LAS NEGOCIACIONES DE BALI

Del 3 al 14 de diciembre de 2007 se celebraron dos reuniones paralelas en Bali (Indonesia) sobre cambio climático. Por un lado, los países de Naciones Unidas estaban reunidos para negociar la segunda fase del Protocolo de Kioto (13ª Reunión del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). Por otra, se debatían mayores compromisos para los países que no ratificaron el Protocolo (y por lo tanto seguirían con objetivos de reducción de emisiones voluntarios, en neto contraste con los compromisos obligatorios derivados del Protocolo).

En Bali no se debían tomar decisiones definitivas, sino acordar una agenda para futuras negociaciones y establecer los temas de la agenda y los términos del debate.

Greenpeace pedía a los gobiernos que acordaran un "Mandato de Bali" fuerte que inicie la negociación de acuerdos esenciales para lograr que el aumento de emisiones globales alcance su máximo en 2015 para luego reducirse. Este paso es imprescindible para afrontar seriamente la lucha contra un cambio climático peligroso, como han indicado los científicos del IPCC, galardonados con el premio Nobel por la Paz. Los científicos han dado la voz de alarma e ignorarlos sería una “irresponsabilidad criminal”, como ha afirmado el director del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

De esta reunión en Bali ha surgido un Mandato. Aunque el lenguaje usado habría podido ser más ambicioso, ya existe una base para avanzar en las negociaciones y lograr recortes en las emisiones.

Tres han sido las principales decisiones tomadas en Bali, en diciembre de 2007:

● Se ha logrado la “Hoja de Ruta de Bali” (el “Diálogo”). Dirigirá las negociaciones que apuntan a un acuerdo a largo plazo para una mayor reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, que incluya compromisos también para EEUU.

● Las conclusiones del cuerpo de negociación sobre el segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto (el camino de Kioto 2 - también conocido como el Grupo de Trabajo Ad-Hoc – AWG), y

● El estudio de un año sobre la implementación del Protocolo de Kioto (Artículo 9). Juntos, forman la base del Mandato de Bali. Las negociaciones en el marco de estos dos caminos (el CMNUCC para todos los países de Naciones Unidas, incluido EEUU, y el Protocolo de Kioto sólo para los países que lo ratificaron) están guiadas por el objetivo de evitar los peligros del cambio climático y tendrán conclusión en 2009 en Copenhague, mientras el estudio de revisión ayudará a mejorar algunos elementos del Protocolo de Kioto para su continuación, después que en 2012 caduquen sus actuales objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Bajo el CMNUCC, los países acordaron lanzar un proceso para contemplar actividades destinadas a la reducción de las emisiones de gases de países en vías de desarrollo (o actividades de mitigación) y tratar temas de adaptación, transferencia de tecnología y financiación. Este camino incluye un espacio para que EEUU asuma un nivel de compromiso comparable al de otros países industrializados. En el marco de las negociaciones del Protocolo de Kioto, los países industrializados acordaron su programa de trabajo para 2008 y esbozar el plan de trabajo de 2009. Estas negociaciones llevarán a posteriores objetivos vinculantes de reducción de emisiones. En Bali, los gobiernos acordaron que será necesario reducir las emisiones un 25-40% para 2020 (respecto a los niveles de 1990). Además del Mandato de Bali, los países acordaron una serie de temas específicos:

● Deforestación: comienza una negociación de dos años para tratar los temas técnicos y políticos asociados a la reducción de emisiones debidas a la deforestación. Proporciona ayuda para el desarrollo de capacidades, control, información y para las necesidades institucionales de los países en vías de desarrollo. Estos países tienen la oportunidad de participar en actividades demostrativas para reducir las emisiones con una orientación de cómo estas actividades deberían implementarse. Además, se reconocen las necesidades de las comunidades indígenas.

● Tecnología: se acordò un programa para aumentar la magnitud de las inversiones en transferencia de tecnología para ayudar a los países en vías de desarrollo a corto plazo y para establecer un proceso para identificar nuevos mecanismos de financiación a largo plazo. Los países en vías de desarrollo necesitan apoyo y transferencia tecnológica para ayudarles a elegir un desarrollo energético limpio. Los países, además, han renovado los términos de referencia del Grupo de Expertos sobre Transferencia Tecnológica para los próximos cinco años. El programa de trabajo del Grupo abordará la evaluación de necesidades tecnológicas, información sobre tecnología, capacitación de entornos, desarrollo de capacidades y mecanismos para la transferencia tecnológica.

● Conocimiento científico: el Cuarto Informe de Evaluación (AR4) del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) es “la evaluación más exhaustiva y autorizada sobre el cambio climático hasta hoy” y debería usarse como información para las discusiones en el marco del Protocolo de Kioto. Aún así, las cifras de reducción calculadas por el IPCC sólo han quedado relegadas a una nota de pie de página en la decisión tomada en el “Diálogo” y sólo forma parte de la información tomada en consideración en la revisión del Protocolo. El AR4 es la mejor información científica sobre cambio climático y debería ser la base de las próximas negociaciones.

● Fondo de Adaptación: se acordò cómo hacer operativo y las modalidades del Fondo de Adaptación. El Fondo es financiado a través de un impuesto sobre los Mecanismos de Desarrollo Limpio, y contribuirá a la financiación de la adaptación. Será clave que haya un apoyo adecuado de los países en vías de desarrollo a los acuerdos post-2012.

● Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL): los países acordaron duplicar los límites según los que se consideran de pequeña escala los proyectos para evitar la deforestación o de reforestación y han discutido si incluir la captura y secuestro de carbono en estos mecanismos. Además se han tratado otros temas, incluidos los relacionados con sus comunicaciones nacionales, los mecanismos financieros del Convenio, desarrollo de capacidades, educación y concienciación ciudadana. Australia forma ahora parte del Protocolo de Kioto, dejando a EEUU como el único país industrializado que se ha quedado fuera de estas negociaciones, y por lo tanto no comprometido de forma vinculante con la lucha contra el cambio climático.