Economía social

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

La economía social designa a una parte de la realidad social diferenciada tanto del ámbito de la economía estatal del sector público como del de la economía privada de naturaleza capitalista.

Entre las primeras definiciones de la economía solidaria se encuentran la de la Carta de la Economía Social de la plataforma nacional francesa CNLAMCA y la del Consejo de la Economía Social de la Región Valona de Bélgica. Según este último, que haría escuela en el ámbito científico europeo, la economía social estaría integrada por organizaciones privadas, principalmente cooperativas, mutualidades y asociaciones, cuya ética responde a los principios siguientes:

• procesos de decisión democráticos, heredero del principio cooperativo considerado por algunos como el central al democratizar el poder de decisión, frente a lo que acontece en el sector privado capitalista donde impera el principio capitalista de "una acción = un voto",

• primacía de las personas y del trabajo sobre el capital en el reparto de las rentas, el cual define una lógica de distribución de los beneficios no ligada e incluso contraria a la participación en el capital social, como revelan criterios tales como el principio cooperativo del retorno, la dotación de patrimonios colectivos, la remuneración limitada al capital, o incluso la regla de no distribución de beneficios,

• finalidad de servicio a sus miembros o a la colectividad antes que de lucro, enfatizando el que la actividad económica desarrollada por estas entidades tiene vocación de servicio a personas y no de búsqueda del beneficio, este último puede aparecer pero será en todo caso un objetivo intermedio para el fin último de la entidad que es el de dar servicio y

• autonomía de gestión, diferenciándose con ello especialmente de las entidades pertenecientes a la esfera pública. Los valores que esta definición contiene (democracia, interés social, justicia distributiva) se imprimen de modo imaginativo y plural en las distintas formas sociales de entidades que integran este sector, por ejemplo con los conocidos principios cooperativos en las cooperativas.

Los componentes de la economía social

La economía social integra dos subsectores:

a) El subsector de mercado, integrado por las empresas con organización democrática (una persona, un voto) y con distribución de beneficios no vinculada al capital aportado por el socio.

Este subsector estaría formado, por las siguientes formas jurídicas: • Cooperativas, • Sociedades laborales, • Sociedades Agrarias de Transformación, • Empresas mercantiles no financieras controladas por agentes de la economía social, • Cooperativas de crédito y secciones de crédito de las cooperativas, • Cajas de ahorro, • Mutuales de seguros, • Mutualidades de previsión social,

b) El subsector de no mercado, que integraría a las instituciones privadas sin fines de lucro. Este subsector estaría integrado, según ambos autores referidos, por las siguientes formas jurídicas: • Asociaciones, • ONGs • Fundaciones, • Otras formas jurídicas.

Realidades sociales afines a la economía social y otras locuciones Esta parte de la realidad social "situada entre la economía pública y la economía capitalista", que se denomina economía social, ha dado luz a otras voces como tercer sector, sector voluntario, sector no lucrativo, economía solidaria y otras locuciones, que designan realidades muy próximas. Aun considerando la existencia de una auténtica multiplicidad de vocablos en este campo, en la actualidad es posible afirmar que son dos las concepciones principales de esta realidad social que pugnan por alzarse en paradigma dominante:

• por un lado, la concepción de la economía social, de tradición latina, y

• por otro la concepción anglosajona (con epicentro estadounidense) de las entidades del sector no lucrativo (nonprofit organizations).

A riesgo de exceso de simplificación, los conceptos de sector voluntario, tercer sector y afines, han de adscribirse, por proximidad, a esta segunda concepción, mientras los conceptos de economía solidaria, economía popular, empresas sociales y empresas de participación lo serían de la primera concepción. Así, para el enfoque nonprofit esa "zona excluida" se sitúa en la mayoría de las cooperativas y otras empresas de la economía social que compiten en el mercado con las empresas tradicionales capitalistas, mientras para el enfoque de economía social esa zona la conforman las fundaciones y otras entidades que no responden a los valores de democracia, interés social y justicia distributiva. La concepción de la economía social es convergente con la de una economía plural, en la que los tres sectores institucionales, a saber, público, privado-capitalista y tercer sector-economía social, actúan tanto en el ámbito del mercado como en el no mercado en pro de un desarrollo social y económico colectivo, sin exclusiones.