Gro Harlem Brundtland

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

 Gro Harlem Brundtland (Bærum, 20 de abril de 1939) es una política noruega miembro del Partido Laborista. Ocupó el cargo de primera ministra de Noruega en tres ocasiones (1981, 1986-1989, y 1990-1996).

Como gobernante, enfrentó una severa crisis económica en los años ochenta con medidas de austeridad que le atrajeron impopularidad. En el cargo nuevamente en 1990, consolidó una imagen positiva en la política de su país, pero fue derrotada su postura sobre la incorporación de Noruega a la Unión Europea, que ella había encausado como su principal objetivo. En el ámbito internacional, fue directora general de la Organización Mundial de la Salud de 1998 a 2003, y en 2007 fue nombrada Enviada Especial de las Naciones Unidas para el Cambio Climático.

Nació en Bærum en 1939, hija del médico Gudmund Harlem. Obtuvo el grado de candidata medicinæ por la Universidad de Oslo en 1963 y estudió un máster en salud pública en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) en 1965. Trabajó de médica en el Consejo de Salud de Oslo entre 1968 y 1974.

Miembro del Partido Laborista Noruego, fue nombrada Ministra de Medio Ambiente en 1974, cargo que desempeñó hasta 1979. Desempeñó el cargo de Primera Ministra de Noruega durante un breve período (de febrero a octubre) en 1981, siendo la primera mujer (y la única hasta la actualidad) que ocupara dicho cargo en Noruega. En esa ocasión el rey Olaf V le encomendó la formación de un gobierno a causa de la renuncia del primer ministro Odvar Nordli. En su gabinete, Brundtland contó con la mayoría de los ministros de Nordli. Fue sucedida por el conservador Kåre Willoch.

En 1986 fue nuevamente primera ministra, tras la caída del gobierno de Willoch. En ese período, enfrentó una profunda crisis económica, resultado de la caída en el precio del petróleo y la liberalización del mercado de crédito. Llevó a cabo una política de austeridad, de disminución del gasto público, así como de control de la inflación y del consumo. Estas acciones le generaron impopularidad en la población y entre los partidos opositores, que intentaron, sin éxito, una moción de censura. Su partido no pudo permanecer en el poder tras las elecciones de 1989.