Inclusión financiera

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

La inclusión financiera es un tema que se está popularizando a escala mundial y se puede definir como “el acceso a diversos productos financieros y servicios financieros de calidad”. Al darse la inclusión financiera, se facilita en su mayoría el acceso de diversos segmentos de la población a servicios y/o productos financieros seguros que contribuirán posteriormente al incremento respecto al ingreso, dando pie a un crecimiento económico y por ende a lograr una estabilidad financiera.

La inclusión financiera es un tema de trascendente para la economía global en nuestros días, por tanto el G20 decidió poner en marcha a un grupo de expertos que sólo se dedican a los temas referentes con la inclusión financiera, dirigidos por “La Princesa Máxima de Holanda”. Se crea el Centro para la Inclusión Financiera que impulsa el proyecto de Inclusión Financiera 2020 que busca ofrecer servicios y productos financieros a la mayor parte sino es que a toda la población del país de acuerdo a sus necesidades. Además se crea el CONAIF (Consejo Nacional para la Inclusión Financiera), el cual se integra por diversas instituciones de gobierno para regular el uso de los productos y servicios financieros. La CNBV juega un papel importante dentro de este consejo. Se asignan corresponsales para facilitar el acceso a servicios y productos financieros sin la necesidad fundamental de trasladarse a una sucursal bancaria y se utiliza el método directo, el cual solo se maneja entre bancos y pequeños negocios (corresponsales) y el indirecto que se maneja entre bancos, administrador de redes y corresponsales. Mediante los corresponsales se pueden realizar diversas operaciones bancarias tales como, retiros, depósitos, traspasos, pagos de tarjeta de crédito, entre otros… Un sistema financiero incluyente, contribuye a la reducción en la desigualdad de ingresos, además de que fomenta y respalda el crecimiento económico del país en el que se implementa. Los intermediarios financieros juegan un papel importante para la distribución y transferencia de los recursos económicos de una manera eficiente. Con base en datos del “Museo Interactivo de Economía”, a escala mundial, alrededor de 2,500 millones de personas no cuentan con un instrumento bancario básico (cuenta bancaria ya sea de ahorro o crédito) mientras que ¾ (tres cuartas) partes de la población mundial de clase baja, no poseen una cuenta bancaria debido a los costos y los papeleos necesarios para obtenerla. Las políticas públicas de la Inclusión Financiera son diseñadas principalmente por India, Brasil y México, países que se encuentran publicando documentos y organizando conferencias de cómo ofrecer más servicios financieros a más personas; por parte de Estados Unidos, Barack Obama busca participar como uno de los líderes globales en esta área. Para apoyar la inclusión financiera se manejan dos modelos en cuanto a la operación de corresponsales (intermediarios entre los usuarios financieros y los bancos), el modelo directo y el modelo indirecto.

México, 3 de octubre de 2011, se crea el “Consejo Nacional de Inclusión Financiera” (CONAIF) por orden presidencial y para el 10 de enero de 2014, se establece formalmente su creación dentro de la “Ley para regular las Agrupaciones Financieras”. El proyecto principal de inclusión financiera en México, "Proyecto de Inclusión Financiera y Consolidación del Sector Ahorro y Crédito de México" busca principalmente, apoyar a la consolidación de instituciones de ahorro y crédito, además de buscar la profundización de la inclusión financiera en áreas y ubicaciones previamente seleccionados. Nacional Financiera (NAFIN) realizó de manera exitosa subastas de garantías al año, utilizando un esquema que pretende reducir las tasas de interés para las pequeñas y medianas empresas que manejan un historial de crédito en la banca comercial y además incorporarlos como sujetos de crédito. Para el apoyo de los clientes, se asignaron 3,000 millones de pesos con los cuales se beneficiaron al rededor de dos mil empresas, utilizando créditos de hasta 2.5 millones de pesos con tasas de interés bajas.