Política 2.0

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar


Gracias al poder que les dieron las nuevas herramientas democráticas de creación y publicación, y las redes sociales, que borraron los límites geográficos, los ciudadanos tienen mucho interés en hablarles a los gobiernos, instituciones y empresas, y contarles qué necesitan, piensan y opinan. El problema es que la mayoría de los gobiernos y organizaciones aún no saben cómo capitalizar el poder de los medios sociales ni saben cómo dialogar con sus públicos.

Sin embargo, las tecnologías disponibles en la red ofrecen a las organizaciones y gobiernos diferentes mecanismos que pueden ayudarlos a gestionar los asuntos de interés común de una forma colaborativa y participativa, permitiendo asimismo que la información se pueda compartir, ampliar y que no se pierda.

Esto podría a su vez generar verdaderas revoluciones en los mecanismos de gobierno dando lugar a lo que algunos autores han denominado como “democracia 2.0” o “netocracia”, un sistema que aggiorna la actual democracia representativa, implementando formas de participación, transparencia y debate que solo son posibles gracias a las nuevas tecnologías. Dichas acciones colaborarían para mermar el efecto de dos fenómenos actuales:

- El descenso sostenido de la participación electoral de los ciudadanos.

- La constante baja del interés por la política, especialmente entre los jóvenes, que son precisamente los que más emplean Internet.

Y es que la interactividad a la que están acostumbrados aquellos que tienen menos de 25 años contrasta con la burocracia de la democracia 1.0. Un nuevo ámbito de acción

“En la era de Internet, las tecnologías digitales son el solvente que despega el adhesivo de las instituciones tradicionales”, sostiene el analista Paul Saffo.

Ampliar los ámbitos de participación ciudadana, acción política y acción gubernamental, implica emplear inteligentemente algunas nuevas tecnologías y, sobre todo, modificar los hábitos de la población, hacernos a todos más interactivos.

Blogs, redes sociales y wikis, así como otras herramientas sociales, pueden ser integradas en todas las etapas de una gestión de gobierno o política porque permiten escuchar, conversar, capitalizar la inteligencia colectiva y corregir rumbos, brindando a los gobiernos y organizaciones la oportunidad de:

• Establecer un contacto directo con el ciudadano y profundizar las relaciones.

• Establecer un vínculo con los ciudadanos del futuro: jóvenes que han adoptado masivamente los nuevos medios y los utilizan para comunicarse.

• Obtener información valiosa sobre la comunidad.

• Tener un nuevo medio o de comunicación con los ciudadanos, un espacio neutral donde gobiernos u organizaciones se unen a dialogar con sus públicos en igualdad de condiciones.

• Capitalizar la inteligencia colectiva dispersa en la sociedad y en la web.

Democracia participativa en Internet En pos de lograr estos objetivos, estos son algunos de los sistemas de participación democrática mediante la web que se están implementando en el mundo:

• Difusión de las normas y debates parlamentarios, llegando incluso a retransmitir en directo reuniones asamblearias.

• Blogs y foros de debate ciudadano en los que los políticos pueden acercarse a los temas que “están en la calle” y viceversa, la calle puede acercarse a la política.

• Redes sociales como vía fundamental para incentivar la participación de los ciudadanos en temas de interés.

• Wikis para facilitar las enmiendas a los proyectos de ley, lo que acelera todo el proceso regulatorio.

Un ejemplo de democracia participativa en Internet son las diversas iniciativas promovidas desde el Ayuntamiento de Jun (Granada, España). El alcalde de este pueblo tiene un blog – “El Blog del Alcalde”–, desde donde los ciudadanos, cliqueando “Alcalde online”, pueden seguir el día a día de su gestión y presenciar a través de videoconferencia las reuniones que realiza en la alcaldía (Sigue al Alcalde totalmente en directo desde el sillón de la Alcaldía de Jun). El municipio también realiza encuestas vía web, tiene un portal de Teledemocracia para seguir las sesiones de los concejales, el Canal You Jun 3.0 y Video curriculums de los funcionarios, estos últimos accesibles desde el Blog del Alcalde.

En el Canal Jun 3.0 implementaron además la fotodenuncia, un proceso mediante el cual los ciudadanos pueden remitir fotografías, vídeos y textos para quejarse de situaciones de diversa índole en el municipio.

Una iniciativa dirigida a que el ciudadano tome directamente la responsabilidad de decidir sobre la forma de gastar dinero público, fue la realizada las navidades pasadas cuando desde el sitio preguntaron: “¿gastar dinero en iluminaciones navideñas o en varios contratos temporales?”

El sitio donde están los votos La web, tal como la concibe el mundo en la actualidad, es cada vez menos acumulación de tecnologías y cada vez más la suma de voluntades, inteligencia colectiva, horizontalidad y apertura. Para ser parte de este fenómeno, entonces, las organizaciones y los gobiernos también tienen que estar ahí, de manera natural, real, sin barreras, siendo un nudo más en la red y hablando el lenguaje que se habla en este nuevo contexto.

Deben considerar a las nuevas tecnologías como herramientas y no como dificultades, como nuevas posibilidades y no como barreras, como mejora de la ciudadanía y no como una moda. También deben internalizar los valores de la web 2.0 ya mencionados, porque, tal como hemos comentado, la transparencia y la confianza son pilares.

Tal como se afirma en Sostenibilidad 2.0, “los blogs, las redes sociales y las plataformas de publicación libre como YouTube son el escenario transparente y colaborativo que utilizan los consumidores y los ciudadanos para regular el accionar de las compañías y los gobiernos. Allí circula información sobre las formas de producción y el impacto social y ambiental de los productos, que luego determina sus decisiones de compra. Allí circula información sobre el accionar de los gobiernos, que luego determina sus votos. La revolución de los valores se encuentra en marcha y la web 2.0 es su herramienta fundamental.”.

Democracia & The Cluetrain Manifesto

El Cluetrain Manifesto fue creado en 1999 por Rick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger. Se trata de un listado de 95 conclusiones mediante las cuales los autores identificaron las tendencias que llevarían a una web participativa y señalaron cómo estos cambios afectarían los mercados, los consumidores y las empresas.

Los siguientes principios están inspirados en algunas de las tesis del Cluetrain Manifesto, pero adaptados para mostrar el potencial de las redes sociales para mejorar la vida democrática.

1. La democracia es un diálogo.

2. Desde hace 50 años, los políticos se han acostumbrado a comunicar a través de los medios de masas.

3. La utilización de estos medios de masas ha impuesto un modelo dominante de comunicación vertical: impersonal, largo, homogéneo y unidireccional.

4. El juego político consiste en enviar información de un punto a una audiencia. Es el modelo de comunicación tradicional, que sigue los principios del telégrafo: un emisor envía un mensaje a un receptor con la esperanza de influirle.

5. En la red, se produce una situación inédita: el receptor ignora el mensaje, tiene el control de lo que quiere escuchar y no hará caso salvo que tenga la impresión de que el emisor se dirige a él como individuo.

6. Internet promete un sistema de información abierto que permite a todos contrastar la información con otras fuentes.

7. Una regla básica de la comunicación política es mantener el control del mensaje.

8. Pero ya no es posible controlar el mensaje.

9. Utilizando la red no evitamos a los medios sino que los multiplicamos. Cada internauta se convierte en una posible fuente de opinión.

10. La red permite afrontar el tipo de diálogo al que la democracia representativa aspiraba desde siempre.

11. Los individuos pueden ahora encontrar medios para hacerse oír. Es lo que se conoce como “vigilancia activa” . 12. Si ciudadanos y partidos empiezan a participar en este nuevo medio, Internet hará germinar las condiciones de una nueva práctica democrática.

El Caso Obama y la e-campaña

Las pasadas elecciones presidenciales en los Estados Unidos fueron revolucionarias en muchos aspectos, no sólo porque el ganador es afroamericano, sino por el uso de los medios sociales que fueron empleados para elevar el compromiso de los votantes en la campaña. Sabemos que McCain también utilizó internet, pero fue el equipo de comunicación social de Obama y sus tácticas on line las que, literalmente arrasaron. Se dice incluso que los resultados de las elecciones podrían haber sido diferentes de no haber sido por esta campaña.

Algunas de sus estrategias:

• Transformaron a los seguidores online en activistas offline

• Pusieron el foco en los votantes y no en el candidato: La campaña de Obama pudo construir una gran comunidad online, en parte porque fueron muy explícitos al poner el foco en la gente y no en el candidato. Hicieron participar a los potenciales votantes dándoles poder para convocar, hablar, generar eventos, mostrarse, saliendo así del viejo modelo de campaña proselitista que insiste con la figura del candidato. Quedo claro que a los públicos les gusta oír sobre ellos mismos.

• Alentaron a todos a participar: Obama pidió al común de los votantes donaciones desde un dólar. De esta manera, hasta el más pobre de los simpatizantes tenía la oportunidad de participar y donar, estrategia que probó ser monetariamente muy efectiva ya que la campaña logró que más de 3 millones de personas donasen (muchos de ellos menos de $100), recaudando on line la cifra record de $200 millones dólares

• Estuvieron presentes en las redes sociales: El sitio web principal de la campaña tuvo alto tráfico, pero no supusieron que la gente iba siempre a ir hasta ellos. Estuvieron presentes en las grandes redes sociales – tales como Facebook, MySpace y YouTube, y también en los networks tales como LinkedIn, BlackPlanet, GLEE, Eons y MiGente – con lo que pudieron expandir el público y alcanzar a otras comunidades.

• Escucharon tanto como hablaron: Con más de 2 millones de seguidores en Facebook solamente, no hay duda de que la campaña de Obama construyó una sólida presencia en las redes sociales. La clave fue que no solo usaron las redes sociales para escuchar lo que decían los seguidores sino para hablar con ellos. Respondieron a los ciudadanos en Twitter y tenían grupos de personas que registraban cada comentario y publicación en los diferentes sitios o en los perfiles de las redes sociales. Algunas personas con buenas ideas o sugerencias pasaron de ser contribuyentes a integrar el equipo pago.

• Lucharon contra los mitos y rumores en forma transparente: Utilizaron micrositios tales como www.fightthesmears.com para corroborar hechos y corregir mitos y mentiras, y sitios como www.healthplanfacts.org para detallar especificidades sobre políticas. Aprendieron que la mala información debe responderse rápida y vigorosamente.

Obama Everywhere

Según Womma.org, pedirle a la gente que copie y pegue en sus blogs textos que hablaban de McCain como un buen candidato a cambio de premios fue una mala idea.

"No es auténtico, y demuestra no entender cómo funcionan las redes sociales".

"Esperanza. Cambio. Acción" era el mensaje que Obama difundía desde todos los espacios en los que aparecía, permitiendo que los usuarios definieran cómo querían compartir con otros estas ideas.


Después del triunfo

• Creó Change.gov. El equipo que trabaja en este sitio se focaliza más en la transparencia y accesibilidad que en implementar una agenda legislativa y en generar organización política.

• Usa YouTube para publicar sus discursos semanales

• Desde el sitio de Obama http://www.barackobama.com/index.php piden la participación de los ciudadanos con el lema “Llamá al Congreso para que le apruebe el presupuesto a Obama”.

• Su perfil en LinkedIn, aun está publicado y allí puede leerse: “Current - President of The United States of America”.