Stephan Schmidheiny

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar
Stephan Schmidheiny


Stephan Schmidheiny ha dedicado una parte muy importante de su tiempo y patrimonio a crear lazos con líderes de la sociedad civil y del sector empresarial con el fin de destacar la importancia del desarrollo sustentable y también a forjar vínculos de hermandad entre ellos. Tanto sus actividades sin fines de lucro – representadas por la Fundación AVINA-, como sus actividades económicas, representadas por GrupoNueva, están enfocadas a América Latina.

Stephan Schmidheiny nació en St. Gallen, Suiza, en 1947, y se graduó en derecho en su país natal. Inició su carrera empresarial a los 25 años, asumiendo cuatro años más tarde el puesto de CEO en el grupo empresas de materiales de construcción que era propiedad de su familia. Años después diversificó sus inversiones, ampliando su portafolio de actividades e incorporando empresas vinculadas con la industria forestal, la banca, y el equipamiento óptico y electrónico. Integró los directorios de compañías líderes, tales como Leica, Nestlé, Swatch y UBS.

A mediados de la década del 80, creó FUNDES, una organización que apoya a los pequeños y medianos empresarios en muchos países de América Latina.

En 1990 fue designado Consejero Principal para el Comercio y la Industria del Secretario General de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo (UNCED), más conocida como la Cumbre de la Tierra de Río 1992. A fin de cumplir mejor con su mandato, constituyó un foro que permitió a empresarios líderes de todo el mundo reunirse y debatir las propuestas del empresariado frente a los desafíos que significaban los problemas ambientales y de desarrollo. Este foro se convirtió más tarde en el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD), una organización que actualmente agrupa a las 160 empresas más importantes del mundo y de la cual Stephan Schmidheiny ha sido nombrado Presidente Honorario.

El Consejo desarrolló conceptos como el de eco-eficiencia y elaboró una visión empresarial del desarrollo sostenible. En 1992, Schmidheiny y el WBCSD, publicaron el libro Changing Course: A Global Business Perspective on Development and the Environment (Cambiando el rumbo: una perspectiva global del empresariado para el desarrollo y el medio ambiente, Fondo de Cultura Económica, México, 1992), que fue traducido a 15 idiomas. En 1996, publicó Financing Change: Eco-efficiency, Sustainable Development and the Financial Community (La Comunidad Financiera y el Desarrollo Sostenible, Editorial Atlántida, Buenos Aires- México, 1997). Y en 2002, en simultáneo con la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible, publicó junto con otros dos líderes empresariales Walking the Talk: the Business Case for Sustainable Development (Cumpliendo lo Prometido: Logros Empresariales del Desarrollo Sostenible).

En los últimos diez años, Stephan Schmidheiny ha canalizado sus actividades filantrópicas a través de la Fundación AVINA, y sus actividades empresariales a través de GrupoNueva, organizaciones ambas que operan en toda América Latina con solidez y éxito en sus gestiones.
Debido a ello y con el fin de garantizar la sostenibilidad de ambas organizaciones, Stephan Schmidheiny ha creado el fideicomiso VIVA, que representa además otro paso hacia la realización de su visión.

En octubre de 2003, Stephan Schmidheiny se retiró de sus funciones en GrupoNueva y AVINA. Para que su herencia empresarial y filantrópica en América Latina perdure, el 9 de octubre de 2003, Schmidheiny donó todas sus acciones de GrupoNueva a su conglomerado local VIVA (un fideicomiso). Su donación es cercana a los US$ 800 millones, el valor total de las acciones de GrupoNueva. A esta cantidad se ha sumado una variedad de inversiones que lleva el total a más de US$ 1 mil millones.

La transferencia del patrimonio GrupoNueva a VIVA Trust significa otro paso adelante en la construcción de nuevas alianzas entre la comunidad comercial y la sociedad, con el fin de obtener un desarrollo sustentable. En este momento VIVA es, por un lado, el dueño de GrupoNueva y, por el otro lado, la fuente financiera más importante de la Fundacion AVINA.

VIVA asume su responsabilidad como dueño, dirigiendo ambas organizaciones en una dirección estratégica. Además, supervisa su comportamiento y eficiencia. Para GrupoNueva, esto significa contribuir a la definición de su estrategia en América Latina y también apoyar a VIVA en sus objetivos de generar ganancias, crecimiento y objetivos de innovación – al mismo tiempo nunca olvidando su responsabilidad social y ambiental. AVINA, por el otro lado, debe contribuir de un modo creativo y eficiente al desarrollo social y su sustentabilidad en la región.

En tales casos, GrupoNueva generará recursos los que, a través de VIVA y AVINA, podrán ser reinvertidos en las sociedades donde GrupoNueva tiene participación y también en otras regiones mientras GrupoNueva y AVINA existan como organizaciones independientes.

Este nuevo modelo aspira a la creación de un círculo virtuoso para asegurar un fuerte desarrollo sustentable de la sociedad, generando simultáneamente, exitosas, organizaciones comerciales y civiles socialmente responsables y un mercado mayor y más estable.

Los vínculos de Stephan Schmidheiny con las artes trascienden a los de un mero coleccionista. Su Colección Daros, que reúne pinturas y esculturas de artistas como Giacometti, Johns, Mondrian, Pollock, Rothko, Twombly y Warhol se exhibe en Zurich. Abocado permanentemente a fomentar la educación y promover la cultura, Stephan Schmidheiny ha creado también Daros Latinoamérica, una colección en constante crecimiento integrada por obras de artistas contemporáneos de la región; Daros Contemporáneo, dedicado a los más recientes desarrollos en el mundo del arte europeo; y la Daros Art Education, un programa dirigido a los jóvenes, que explora formas innovadoras de contribuir al conocimiento y la comprensión del arte.

Como reconocimiento a su liderazgo y sus contribuciones al desarrollo sostenible, Stephan Schmidheiny ha recibido numerosos premios y distinciones, entre los cuales se destacan los doctorados honoris causa otorgados por el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE), en 1993; la Universidad de Yale, en 1996; el Rollins College y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), ambos en 2001.

Stephan Schmidheiny viaja durante gran parte del año, especialmente por Latinoamérica. Heredó de su madre la pasión por la música y toca el piano desde su infancia. En su tiempo libre, disfruta del contacto con la naturaleza, practicando buceo y excursionismo. Es un ávido lector, con marcada predilección por los temas vinculados con la historia y la cultura.