Inicio de la Década sobre la Biodiversidad (2011-2020), proclamada por Naciones Unidas

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

El 18 de diciembre el mundo inició la Década sobre la Biodiversidad (2011-2020), proclamada por Naciones Unidas para que la humanidad viva en armonía con la naturaleza y gestione con prudencia sus riquezas.

El decenio dedicado a la protección y uso adecuado de los ecosistemas fue instituido por la Asamblea General de la ONU en una resolución adoptada en marzo pasado para impulsar la ejecución de un Plan Estratégico sobre Biodiversidad.

Garantizar un verdadero desarrollo sostenible para la creciente familia humana depende de la biodiversidad biológica y de los bienes vitales y servicios que ella ofrece, dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con motivo del arranque de la Década.

Advirtió que la tasa mundial de pérdida de esa diversidad no tiene parangón en la historia y que muchos ecosistemas están a punto de traspasar límites más allá de los cuales no podrán recuperarse.

"Si bien quienes sufren más y más pronto la pérdida de la diversidad biológica son los pobres, toda la sociedad se arriesga a perder como consecuencia de esta extinción en masa", aseguró.

El titular de la ONU señaló que el capital natural de los seres humanos ha sido considerado una reserva infinita en vez de "un recurso limitado y frágil que ahora sabemos que es".

Es fundamental que todas las personas del mundo entiendan no solamente el valor de la diversidad biológica, sino también lo que pueden hacer para protegerla", insistió.

El plan 2011-2020 contiene cinco objetivos y 20 metas que van desde la incorporación de los asuntos de la biodiversidad a la actividad de los gobiernos y la sociedad hasta medidas para proteger los ecosistemas, las especies y la diversidad genética.

La ONU celebró el 2010 como el Año Internacional de la Biodiversidad para resaltar el valor de esa variedad para los sistemas que sustentan la salud, el bienestar, la alimentación, los combustibles y los servicios esenciales.

Todos los países miembros de la organización mundial son parte de la Convención de Naciones Unidas en esa materia, en vigor desde 1993, luego de la llamada Cumbre de la Tierra realizada en Río de Janeiro en 1992.

Ese instrumento parte de la premisa de que la diversidad de ecosistemas purifica el aire y las aguas, estabiliza y regula el clima de la Tierra, renueva la fertilidad de los suelos y controla la polinización de las plantas.

Según datos de la ONU, en el presente hay casi 48 mil especies amenazadas en todo el mundo y 17 mil de ellas están en peligro de extinción.

Ese riesgo afecta al 21 por ciento de los mamíferos, el 30 de los anfibios, el 12 de las aves, el 28 de los reptiles, el 37 de los peces de agua dulce, el 70 de las plantas y el 35 de los invertebrados.